Plaza y brújulas

El Sello y Lema

La Sociedad Filosófica Masónica se estableció con el propósito de acabar con la ignorancia, fuerza divisoria en la evolución de la Humanidad; y con este fin, La sociedad difunde los principios Masónicos a través de dinámicas de grupo. La frase "Morte ad ignorantiam" representa esta idea, por lo que fue escogida como lema oficial.

Para terminar con la ignorancia, la Sociedad dedicó su institución al estudio de todos los aspectos del conocimiento. Tales acciones conducirían en última instancia a la formación del Sello, una estrella de nueve puntas o eneagrama.

El eneagrama representa la base mediante la cual la influencia de La Sociedad lograría un cambio efectivo a través de sus diálogos abiertos. Está formado por tres divisiones generales del conocimiento: físico, metafísico y cultural. El Triángulo Físico encarna todos los puntos objetivos del universo mientras que el Triángulo Metafísico simboliza la naturaleza subjetiva del mismo, y el Triángulo Cultural captura su forma expresiva.

A su vez, cada triángulo se divide en tres subcategorías específicas, aunque relacionadas, de conocimiento. Estos temas proporcionarían a cada centro de estudio la oportunidad de investigar el universo y sus secretos de una manera más concreta. Así, los puntos del Triángulo Físico incluyen las Ciencias Naturales, Del Comportamiento y Formales; Filosofía, Esoterismo y Teología conforman el Triángulo Metafísico; Y el Arte, la Literatura y la Historia representan el Triángulo Cultural.

Los tres triángulos con sus nueve puntos de conocimiento, o nueve Temas de Estudio, crean la base y el plan de estudios de La Sociedad, que serán el instrumento por el cual la ignorancia será derrocada.

Encuentre un Centro de la Sociedad Filosófica..

"La ilustración es el acto por el que el hombre sale de su inmadurez, de la que él mismo es causa. Esta falta de madurez estriba en la incapacidad de servirse del conocimiento personal, sin la dirección de otro. De esta inmadurez el culpable no es sino uno mismo, cuando la causa no se debe a un defecto del comprensión, sino en la falta de determinación y coraje para usar el propio entendimiento, sin la guía de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten valor para usar tu propio intelecto! He aquí la máxima de la ilustración.... "
Immanuel Kant
Filósofo alemán
Crítica de la razón pura

Rights and Use Information Privacy Policy

Copyright © 2017 by The Masonic Philosophical Society, Inc. All rights reserved.